Huawei, una de las compañías chinas de tecnología más importantes del mundo se ha visto envuelta en dudas e investigaciones por supuestamente usar sus dispositivos para robar secretos industriales en otros países e información sobre sus usuarios y entregársela al gobierno Chino.

Esto, ha ocasionado que varios países bloqueen el acceso de Huawei para probar la red 5G, algunos han advertido a sus trabajadores federales no usar ningún tipo de dispositivo de esta marca y otros, aún con dudas, realizan pruebas de seguridad.

A continuación la lista de países en las que Huawei es un agente a tener vigilado por sus cercanas relaciones con el gobierno chino.

Estados Unidos

El primer país en prohibir el uso de dispositivos Huawei fue Estados Unidos. A mediados de agosto de 2018, Trump firmó una ley de Defensa en la que se prohíbe explícitamente el uso de tecnología de compañías chinas como Huawei y ZTE. Por si fuera poco, a finales de enero, un juez estadunidense presentó cargos contra la empresa china por el robo de tecnología y violar las sanciones contra Irán.

Canadá

Pese a que las relaciones entre el gobierno canadiense, el chino y Huawei se tensaron a finales de 2018 cuando las autoridades detuvieron a Meng Wanzhou, directora financiera e hija del presidente de Huawei, Canadá lleva varios años investigando las actividades de la empresa en su territorio para asegurarse que no hay riesgo alguno. De acuerdo con varios reportes de medios locales, el principal temor está en la instalación de la red 5G

Australia

En agosto de 2018, anunció que “cualquier compañía sujeta a directrices extrajudiciales de un gobierno extranjero” no podría proveer la tecnología 5G. Si bien no mencionó directamente a Huawei, sí es una de las pocas empresas que están tratando de probar esta tecnología.

Nueva Zelanda

En noviembre, el gobierno neozelandés informó que seguiría las mismas medidas de Australia e impediría que la empresa probara su tecnología 5G por cuestiones de seguridad.

Noruega

Noruega es el último país que ha advertido sobre los riesgos de usar tecnología de Huawei. A través de su servicio de inteligencia, el país nórdico indicó eran preocupantes las relaciones tan cercanas que la empresa tiene con el gobierno chino y la ley que este país asiático tiene que obliga a las empresas a compartir datos.

Alemania, Japón y Reino Unido

Si bien estos países no han detenido las operaciones de Huawei en sus territorios, sí han declarado que se encuentran investigando las implicaciones que podría tener.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *